RETOS EN LAS PROFESIONES SOCIALES

Las personas que estamos inmersas profesionalmente en el mundo de lo social, nos enfrentamos permanentemente con una serie de retos con los que tenemos que vivir, muchas veces haciendo difíciles equilibrios. Creo que si los reflexionamos les podemos quitar hierro, reirnos un poco de la situación para afrontarla mejor. Por eso me atrevo a hacer esta exposición, a ver si es útil para rebajar el grado de amargura, por lo menos… Todos los retos están entrecruzados, pero para una visión más didáctica los presento en distintas categorías.

Retos personales:

– Conciliar la vida profesional con la familiar (común a todas las profesiones, especialmente para las mujeres, ¡todavía!)

– Convivir con los “debería”: participar más, implicarme más, o implicarme menos, que no me afecten tanto las situaciones, poder trabajar en equipo o junto con esa compañera que me cae tan mal, superar los prejuicios que tengo incrustados de tantos años, ….
– Inseguridades: “no sé si estoy preparada para este trabajo”, “la realidad es tan distinta a lo que me han enseñado”, “aquí parece que todo el mundo sabe todo, yo nada”, …
…..
Retos profesionales
. Cómo consensuar formas y estilos de trabajo en el grupo, en el equipo. No puede depender exclusivamente de decisiones personales porque debería permanecer un tiempo para la necesaria continuidad de este tipo de trabajo.
. Cómo trabajar en equipo aprovechando las diferencias personales, de caracteres, de profesiones, de formación. No tenemos que tener necesariamente amistad para poder trabajar conjuntamente.
. Trabajar en red con profesionales de otras instituciones para poder avanzar hacia un trabajo más integral.
. Potenciar las redes entre las personas con las que trabajamos, superando el trabajo tan individual y asistencialista.

Retos laborales
. Qué tipo de trabajo se valora. Cómo evaluar sin tanta ficha y datos exclusivamente cuantitativos.
. Precariedad económica de los contratos
. Precariedad de los tiempos de los contratos y de los proyectos que no permiten la continuidad necesaria.
. Cómo superar los horarios administrativos y poderlos adecuar a las necesidades de la gente.
…..
Retos políticos-ideológicos
. Para qué sirven estas actuaciones puntuales si el problema es macro y se escapa de nuestro control.
. Estamos parcheando, no vamos a las causas
. Cómo lidiar con políticas sociales ineficaces o incluso engañosas que se nos imponen.
. Muchas veces me usan para tapar posibles conflictos sociales.
……
Pero creo que el mayor reto es saber moverse y actuar sabiendo que estamos en una cadena de desilusiones: la gente no cree que los servicios sociales le puedan solucionar sus problemas más allá de una ayuda puntual (a veces la exigen y no quieren otra cosa, lo que nos desespera, pero nos lo hemos ganado…), nosotras enfrentando nuestros retos y con desilusión en las políticas públicas y muchas veces también en la gente, para qué hablar de la parte política y sus desilusiones, sus cambios, su alejamiento de los problemas cotidianos….
Lo único que puedo decir, una vez más, para salir del bucle de la desilusión, es apoyar las iniciativas que tiene la gente, salir a la calle, escuchar, escuchar, escuchar,…y tener siempre en cuenta que si los problemas no son individuales, los caminos a recorrer también tienen que ser colectivos. Además poner el foco en lo positivo, en las potencialidades, en las partes sanas ¡Ánimo!

Por Loli Hernández.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad